Hasta la llegada de la iluminación artificial a nuestras calles y casas, el sueño se repartía en dos tramos de unas 4 horas, con una vigilia intermedia, aproximadamente de una hora, en la que las personas retozaban, leían, echaban un vistazo al gallinero y, también, hacían la colada.

Esta sana costumbre, recomendada por los más prestigiosos neurocientíficos circadianos, es la que tratan de recuperar ahora, por el bien de nuestra salud y economía, las empresas energéticas y sus gobiernos, con las nuevas tarifas nocturnas.Más información en:

https://www.bbc.com/mundo/noticias/2012/02/120222_sueno_ocho_horas_mito_peaY leyendo a Roger Ekirch
Más viñetas de GRUÑIDO GRRR en
https://grunidogrrr.blogspot.com/
https://twitter.com/GrunidoG
https://www.facebook.com/GrunidoGhttps://www.pinterest.es/grunidogrrr
https://www.instagram.com/grunidogrr/Ironía y sátira gráfica

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *