Le he estado dando vueltas, analizando cual es el problema de la ciudad de Alicante que la mantiene parada, cuando no retrocediendo. Hemos perdido una parte importante del patrimonio, eso es evidente, y que se sigue perdiendo, también. Es decir, parece que se ha apostado por una ciudad sin historia, ya que tenemos buen tiempo, sol y playa. Esa sería una opción, pero creo que tampoco es el motivo.

Porque de serlo, tendríamos un paseo marítimo para disfrute de las personas que cubriría el termino municipal. Tendríamos una Explanada sin coches, donde escuchar los conciertos fuese un placer, no como ahora que está plagado del ruido de motores. Tendríamos un paseo del Postiguet que no fuese una autovía con seis carriles de entrada al centro de la ciudad. Y por supuesto, ya estaría terminada la conexión ciclo peatonal a Agua Amarga y eliminados los trenes que impiden disfrutar del acceso sur a la ciudad.

Esta promesa, la de eliminar el tren que para en San Gabriel dirección Murcia y centro ciudad, fue firmada en el año 2003 por el Ministro de Fomento Sr. Francisco Álvarez Cascos, el Vicepresidente de la Generalitat Sr. José Joaquín Ripoll y el Alcalde de Alicante Sr. Luis Díaz Alperi, en la creación de la Sociedad AVANT, (los tres imputados alguno condenado ya) con los siguientes objetivos

1.- La incorporación del AVE en el área metropolitana de Alicante.

2.- La transformación de la actual estación en una Intermodal.

3.- La eliminación de la inversión de marcha en San Gabriel y la supresión del trazado ferroviario costero (fábrica aluminio, EUIPO, Ciudad de la LUZ).

4.- Potenciar los servicios de cercanías con Elche y San Vicente.

18 años después solo tenemos el AVE que llega a una estación provisional, molesta para los vecinos por el ruido que hacen hasta altas horas, y con pocas, por no decir nulas, previsiones de mejorar. Ni hay estación intermodal, ni hay eliminación del trazado costero ni se potencian los cercanías. De los cuatro puntos, han realizado de forma parcial el que más le interesaba a ADIF y el menos importante para la ciudad y sus habitantes.

Y no tenemos casi nada, salvo el tiempo, que depende poco de nosotros, porque parece que cada personajillo que nos gobierna quiere ser recordado para la historia por sus obras faraónicas. Incluso un referente de la ciudad como es el Castillo Santa Barbara que lleva ahí desde el 1580, puede ser mancillado en nombre del progreso de la ciudad. No hace tanto, en el 2008 tenían proyectado un teleférico desde el Castillo al Postiguet, ¿Se acuerdan? Y para rematar la faena un gran parking en la ladera del castillo. Antes de eso, también querían construir un palacio de congresos en plena ladera del Benacantil. Como también pretendían volver al tráfico la parte de la Explanada que hoy está libre de coches. O hacer un túnel por debajo de la Explanada como los de la M30, pero llenos de agua.

En defintiva, parece que las obras que engrandecen la ciudad acabaron con el Castillo de San Fernando, allá por el año 1810, desde entonces, nos hemos dedicado más al derribo, ya sea de lo construido o de las propuestas de otros, Alicante está hermanada con M’Opongo.

Si se le plantea al Ayuntamiento una pasarela para el carril a Agua Amarga sencilla, ya que en un futuro se quitaran las vías, el Concejal dice M’opongo, el quiere hacer un hito. Y aquí seguimos, esperando el hito porque no hay presupuesto.

Si se le plantea que en plena crisis económica no se puede financiar una estación intermodal soterrada, que es más practico una estación en superficie nos dicen M’opongo. Alicante no es menos que Valencia, y si ellos pueden, nosotros también. Y así estamos, sin estación, y sin parque central.

Si se le pide a la Genaralitat y al Ayuntamiento que aceleren la vía verde en la cantera, nos dicen M’opongo. Los vecinos de sol naciente dicen M’opongo, nosotros queremos aparcar. Así llevamos mas de dos años de retraso, sin que las personas podamos disfrutar de una vía verde a pie de mar.

Si se le pide que quiten un carril en el Postiguet para hacer un carril bici y no molestar a los peatones por el paseo, la respuesta es M’opongo. Hay más coches que bicis y eso nos quita votos, tendremos que hacer un estudio cuando haya presupuesto.

Y si hablamos de peatonalizar calles, M’opogo, dicen los comerciantes, M’opongo dice el equipo de gobierno mientras no se cree una comisión de trabajo que genere después de meses y meses alternativas al vehículo.

Si lo propone el equipo de gobierno, la oposición dirá M’opongo. Si lo propone la oposición, el M’opongo vendrá del equipo de Gobierno, y lo mismo si las propuestas vienen de otras administraciones.

Entonces, después de estas reflexiones, creo que entre proyectos faraónicos que nos endeudan durante muchos años, como la Ciudad de la Luz, hoy cerrada, o en los que se pierde un tiempo necesario como el Palacio de Congresos cuando tenemos el ADDA, o soterrar una estación de tren, o todo un tranvía multiplicando su presupuesto y la deuda de la Generalitat, o puentes que quieren ser hitos cuando en unos años no deben hacer falta, Alicante es una ciudad que sobrevive pese a estar hermanada con M’opongo.

Propongo que nos hermanemos con P’alante, como los de Alicante, y cuando veamos una propuesta aunque sea de un rival, si es buena, digamos P’alante, porque nos beneficiará a todos.

Así apostemos por una vía peatonal y ciclista que una toda la costa de la ciudad, eso redundará en beneficio de la ciudad seas de la ideología que sea y por ende también mejorará la visión del turismo, que hoy a veces no puede ver la playa porque hay muchos coches.

Apostemos por carriles bus por las principales vías de la ciudad, la mejora del transporte publico es un beneficio para el clima, para las arcas municipales y para el conjunto de la ciudad.

Licitemos ya la creación del PARQUE CENTRAL, y veamos la posibilidad de unir el parque con las lagunas de Rabassa, creando un corredor verde de incalculable valor para la ciudad y comarca.

Mejoremos el cercanías, y eliminemos el recorrido por el acceso sur, consiguiendo que el Tren, no hace falta que sea el AVE, llegue al Aeropuerto.

Apostando por proyectos comunes, construyendo ciudad en lugar de tumbar y retrasar los proyectos, tendremos una ciudad cuyos hitos siguen siendo el Castillo de Santa Barbara o la Explanada, que por cierto, en la parte del puerto ha recuperado su antiguo nombre de MÁRTIRES DE LA LIBERTAD, borrado por el fascismo y el M’opongo como parte de la historia de nuestra ciudad.

Vicente Alcaraz. Miembro de la Plataforma Comarcal por la Movilidad y de Vecindario por un Parque Central

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *