ÓSCAR CRESPILLO/ @ocrespillo

Ayer pude ver buena parte del partido que enfrentaba al Hércules y al Deportivo Alcoyano. Y eso que la intención inicial no era esa pero la brisa fresca que corría por la orilla de Urbanova hicieron que desistiese de pasear por la costa y pensase en volver a casa.

ME ABURRO, ME ABURRO, ME ABURRO MUCHO.

Sinceramente, poco estoy viendo del conjunto blanquiazul esta temporada. El hartazgo se apoderó de mí la pasada temporada. Fíjense que era de los que pensaba que si eres herculano de verdad nunca dejas de seguir al equipo. Pues no, el aburrimiento de la Segunda B, el coqueto con la Tercera división el curso anterior, y los despropósitos continuados de los “mandamales” herculanos hicieron que tuviese que pensar de otra manera, y entender perfectamente a aquellas y aquellos herculanos de cuna que marcharon del Rico Pérez a la espera que alguien decida sacar sus manos de Romeu Zarandieta para volver.

NO DA.

Alicante tiene un problema con el Hércules. Poco a poco se va perdiendo prestigio. Poco a poco, el club blanquiazul acumula la terrible desgracia de consolidarse como equipo de 2B. Y viendo lo poco que estoy viendo esta temporada, y pese al equipo armado por Del Pozo y el dinero que ha costado la plantilla, me da la impresión que el tema no da para mucho más. A falta de desequilibrio si Moyita no está, de un delantero que las cuele y de un organizador que reparta juego, este Hércules parece que no tenga ese plus necesario para ascender de categoría.

Efectívamente queda mucho. Y todo puede suceder en el deporte. Pero por impresiones (y resultados; ahí están los mismos ante equipos de arriba), no parece que el club que sigue malgestionando el dúo Sacapuntas de la gestión económico-deportiva (pues llevan años haciendo que esto parezcan bromas de mal gusto) pueda aspirar mucho más que a jugar en la 2b pro en próximos meses.

De corazón deseo que esta columna sea errónea y se me pueda leer con sorna en un futuro. Personalmente me alegraría que así fuera. Aunque oyendo a algún periodista decir que “jugar en la pro sería un exitazo” (textual) qué más da que se ascienda a Segunda y quién soy yo para considerar fracaso seguir en la tercera categoría del fútbol nacional…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *