En Alicante se creó el “menfotismo”, (no m’fotis), el pasotismo, la falta de disciplina y por culpa de este invento tenemos una ciudad que tiende al desastre, sin organización ni planificación. En la que se ha perdido casi la totalidad de los elementos históricos de la ciudad, nos cargamos lo que haga falta porque nuestro potencial es el turismo de sol y playa, dejamos los museos para Madrid o Málaga, la historia para Granada o Toledo, lo sostenible para Pontevedra o Vitoria y lo innovador para Bilbao o Valencia. Alicante es donde vive la primavera, y con eso nos basta.

Para poder abrir todos los días de la semana nos inventamos la zona de gran afluencia turística, y con esa excusa, se permite abrir los comercios también los días festivos. Parece que los visitantes de nuestra ciudad, al habernos cargado la historia de la misma, solo vengan a comprar o tomar el sol. Esa debe ser la excusa que el Ayuntamiento tiene en su cabeza para cerrar el Castillo Santa Bárbara los días festivos de la Navidad, uno de los pocos monumentos de la ciudad que todavía no hemos destrozado ni privatizado en su totalidad.

En la mañana del Día de Reyes, dando un paseo, traté de subir al Castillo para volver a ver “los graffitis del siglo XX” que, bajo ese nombre, son las marcas que los presos republicanos grababan en el castillo antes de ser enviados al campo de concentración de los Almendros. Pero para mi sorpresa y la de mucha otra gente, en la puerta había un cartel que decía “ Por vacaciones de Navidad el Castillo cerrará sus puertas los días 24, 25, 31 de diciembre y 1 y 6 de enero, disculpen las molestias”

La verdad, no lo disculpo, porque no lo entiendo. Una ciudad que no cuida su cultura es una ciudad pobre. Y Alicante tiene sol, pero cuando se pretende vivir en exclusiva del mismo lo podemos pasar mal, o muy mal. En Alicante se ha legislado para que pueda estar abierto el comercio, donde nadie se plantea que hay actividades que deben abrir los festivos como las gasolineras, los cines, la prensa… que cerremos el Castillo, la cara del moro, símbolo de nuestra ciudad, a las personas ya seamos de aquí o de fuera que queremos disfrutar de la historia, es una auténtica barbaridad.

Entiendo que el funcionariado tenga derecho a descansar, sin duda, pero no se entiende que la policía local, que trabaja los festivos, no ejerza sus funciones en el Benacantil como cualquier otro día. Solo es explicable por el menfotismo alicantino.

Y como estaba cerrado hemos bajado por el Parque de la Ereta hasta el barrio, recordando los bares donde pasamos parte de la juventud, “El Armstrong, el Puerta de Hierro, el Dragonet”, y junto a lo que era el Forat nos encontramos con los Astoria, toda una leyenda del cine en nuestra ciudad.

Los vecinos de Barrio Santa Cruz deben estar más tranquilos sin el ambiente nocturno donde hoy solo sobrevive el Coscorrón y algún otro garito, la mayoría se han convertido en gastro bares y casas de alquileres. Y es posible que estén más tranquilos, pero seguro que ya no son los mismos vecinos y vecinas, a esos los expulsaron para hacer negocio.

Y con el negocio individual perdimos la cultura colectiva, perdimos referencias de ciudad que deberíamos recuperar. Hay una plataforma para salvar el Ideal, que es necesario sin duda, pero nos olvidamos de la referencia que fue durante muchos años los Mini Cines Astoria para más de una generación de alicantinos y alicantinas.

Desde el PCPE que nos hemos opuesto y seguimos estando en contra de la Zona de Gran Afluencia Turística como mecanismo para abrir los centros comerciales los días festivos, reclamamos otra forma de gestión de la cultura, dando al pueblo lo que es del pueblo. En este sentido, consideramos que la cultura SI debe abrir los días que podemos acudir a ella, y el Ayuntamiento debe hacer esfuerzos por recuperar para el pueblo los emblemas de la ciudad, entre ellos El Ideal y el Astoria, donde se podría hacer una sala multiusos municipal para tal como todavía pone en la puerta, recuperar una sala de arte y ensayo donde proyectar cine con compromiso social, de autores valencianos y cortometrajes, que seguro que nos hace más falta que otro nuevo gastrobar.

I des del matxo del castell,

mires i dius: qu’encant!

no és este ja el poble vell,

que és altre Alacant!

Visca Alacant!

Visca Alacant!!

Visca Alacant!!!

VICENTE ALCARAZ/ @pcpe_alacant

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *