Nuevas normas para esta pandemia que estamos atravesando… Pero, y pido perdón por mi expresión, yo mando a la mierda las nuevas medidas porque los y las irresponsables siguen pasándose estas normas por donde la barriga pierde su nombre, y más abajo también. 
Hace unos días despertábamos con la luctuosa noticia de la marcha de Inmaculada, compañera inseparable de nuestro colaborador y amigo Vicente Cutanda, que perdió la vida por la Covid. ¡Maldito virus! 
Pero tienes que tragar saliva, aunque muchas veces mandarías a la mierda a tanto y tanta irresponsable que, bien haciéndose llamar “Negacionistas”, para mí “tontoselhaba”, sin hastag ni nada, o bien amparados por ideologías políticas o impulsados por rostros conocidos, como Miguel Bosé, son cómplices, y así lo afirmo, de la pérdida repentina de Inmaculada Pérez y de tantos y tantas más. 
La gran estrella televisiva y cantante (perdón por los que sí se dediquen a esta bella profesión), Leticia Sabater, alquila su “casoplón” para organizar una fiesta privada, saltándose a la torera las restricciones impuestas por un gobierno que está desbordado y que trata de sacar al país adelante como puede. 
A esta “personaje”, a la que los programas basura de Mediaset le han medio financiado la fiesta, debería ser castigada como debe por este hecho. Pero no con penas carcelarias, ni multas económicas… Solo me gustaría que alguien le hiciera llegar la emocionante carta de despedida que “nuestro” Vicente Cutanda le dedicó a su queridísima Inmaculada Pérez. No obstante, ni esta televisiva persona, ni los organizadores de las fiestas clandestinas, conocidas como “Rave”, sentirían nada, por que igual no han vivido de cerca el adiós de un ser querido, ni han estado 13 y 14 horas de jornada laboral cargando y transportando lo que la gente pide por Internet sentadita en el sillón de su casa o aferrado a un surtidor de gasolina aguantando improperios de descerebrados que llevan la mascarilla en el codo y encima te quieren dar lecciones de “vete tú a saber”. 
Sí, esto está dedicado a todos y a todas estas “tontasdelhaba” que siguen erre que erre en que todo esto es una farsa. Pero en realidad, a estos y estas las dejo a un lado, y le dedico este primer artículo del año a Inmaculada y a Vicente. ¡Qué injusta es la vida! ¡Qué pena más grande! Un fuerte abrazo Vicente, y rezaremos por “tu Inma“, y permíteme que también lo hagamos para que esos y esas que pasan de medidas no nos contagien, porque si eso ocurriera, y me enterara de quién había sido, quizás dormiría unos días en el calabozo. Ahora y más que nunca, salud. 

DEP Inmaculada Pérez Gálvez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *