¿HAY MOTIVOS PARA NO HACER EL PARQUE CENTRAL YA?

La asociación VECINDARIO POR UN PARQUE CENTRAL sigue trabajando por conseguir que seamos capaces de ver y disfrutar de un parque antes que las ratas, los escombros y la desidia municipal nos echen de nuestras casas.

Nos reímos, porque no es para menos, cuando un responsable político nos dice que la montaña de escombros fruto del soterramiento, no son escombros ni basura, que en realidad es una montaña de arena, incluso tiene una palmera soterrada de la que solo se divisa la palma, el tronco está enterrado en esa “montaña de arena”. Es decir, o toma al vecindario por unos tremendos ignorantes o simplemente el ignorante es él. En Alicante a las montañas de arena les llamamos dunas, y lo que tenemos delante de nuestras casas no es una duna, es un cúmulo de escombros que ese responsable o el mismo alcalde no quisieran tener en las puertas de sus casas.

Nos cabreamos cuando el equipo de gobierno municipal, con los votos de su socio, no aprueban un mínimo presupuesto para limpiar los terrenos liberados y construir dos pasos seguros para los vecinos y vecinas de los barrios colindantes. Argumentaron que eso lo tiene que hacer el estado, aunque antes lo habían prometido.

Nos manifestamos, cuando podíamos, porque somos la ciudadanía, la que va a disfrutar del entorno, quienes exigimos un PARQUE CENTRAL. Y como ahora no podemos manifestarnos, ni podemos repartir información entre el vecindario, realizamos otras actuaciones individuales.

Colgamos pancartas, reclamando el Parque, exigiendo limpieza, estamos hartos de ratas e inmundicias. Basta pasear por el barrio de Ciudad de Asís para comprobar cómo están dejando deteriorar la zona. Cómo las ratas son una parte más de los habitantes del barrio, cómo están aplastadas por los coches en las calles. Y no pasa nada.

¿Esto pasaría en otros barrios de la Ciudad, en Luceros o Maissonave, en Oscar Esplá o en las calles de la Playa de San Juan? Nosotros creemos que no. Sin embargo, no dudamos que pasaría igual en Virgen del Remedio, Juan XXIII o en la colonia requena.

Es decir, nuestro Ayuntamiento, al igual que la comunidad de Madrid, considera que hay barrios donde las personas merecen tener ciertas libertades, y otras donde los que vivimos tenemos la obligación de trabajar para mantener las libertades y derechos de esos barrios pudientes.

Esto no es nuevo en el mundo. Procesos de especulación urbanística en barrios enteros se han dado, recordemos la Expo, donde se cargaron unos barrios deteriorados para hacer grandes espacios abiertos al mar, donde sólo pueden vivir aquellas personas que tengan un alto poder adquisitivo, o el centro de Madrid, con la gentrificación, tirando del barrio a familias que llevaban toda su vida viviendo allí, para conseguir barrios peatonales con espacios verdes donde antes solo había pobreza.

La Aporofobia, o fobia al pobre es un hecho en este país, también en nuestra ciudad, y lo demuestran día a día las declaraciones de nuestros políticos que tratan a las personas que vienen de otros países como causantes de nuestros males, bueno, sólo si son pobres, claro.

Y entre la aporofobia y la gentrificación, a Vecindario por un Parque Central nos da por pensar si el retraso de años y años en dignificar la zona no será planificado y perpetrado con alevosía y nocturnidad con el beneplácito de los partidos municipales, ya que todos han pasado por el gobierno local en estos últimos años. Desde que Alperi bailando los pajaritos prometiendo la eliminación de las vías del tren que separaban a los barrios han pasado ya más de 20 años, 17 desde que los tres tenores (Alperi como Alcalde de Alicante, Ripoll como Vicepresidente de la Generalitat y Álvarez Casos como Ministro del Gobierno de Aznar) firmasen el Convenio para el soterramiento de las vías de ferrocarril, la variante a Torrellano y la estación intermodal.

Después de 17 años de aquella gloriosa firma, tenemos un descampado donde acumulan los restos de un soterramiento mal hecho, ruido de una estación del AVE que molesta a los vecinos, unas vallas que impiden el paso de unos barrios a otros, mucha desidia, y en lugar de Parque algún que otro matorral.

Los barrios, sobre todo Ciudad de Asis, que tiene una población mayoritariamente envejecida o inmigrante, no debe de entrar en los planes de los que diseñan la ciudad a años vista. Ellos desean un PARQUE CENTRAL en una zona de expansión de la ciudad, donde vivan personas con poder adquisitivo, con capacidad para comprar en sus centros comerciales y no en tienduchas de barrio obrero. Por eso, no puede extrañar que pensemos en que están dejando deteriorar el barrio, para comprar barato y una vez que algún buitre se haya hecho con parte del barrio, empezar con la limpieza y aprobación rápida de los proyectos que hoy nos tiene bloqueados.

Porque nos enseñaron en la infancia eso de piensa mal y acertaras, refrán que sabemos todos y todas las que vivimos en Alicante por lo que hemos sufrido en nuestras carnes, desde VECINDARIO POR UN PARQUE CENTRAL no se lo queremos poner fácil, QUEREMOS QUE NUESTROS MAYORES vean y disfruten del PARQUE.

Vamos a seguir colocando pancartas, haciendo actos individuales hasta que podamos colectivamente volver a decirles a las administraciones donde está la cueva de Alibaba y sus 40 ladrones, que sin duda no está en los barrios obreros de la ciudad.

Paqui Moya Soler

Vecindario por Un Parque Central

2 pensamientos sobre “¿HAY MOTIVOS PARA NO HACER EL PARQUE CENTRAL YA?

  1. El parque central para los que viven en la Florida y para los vivimos en San Blas que no parta un rayo. Cuando se dice en el artículo el vencindario reclama el parque central a que vencindario se refiere? El parque central tiene que llegar hasta la terminal de la actual estación de trenes sino estoy en contra de dicho parque, que ponga un parque para los vecinos de la Florida.

    1. No sé de dónde te has sacado que solo quieren un parque central para la Florida pero con tu comentario demuestras qué prefieres la inmundicia en Alicante si no te ponen en tu puerta un rosal es muy triste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *