Lenta recuperación de la actividad productiva en Alicante.

Que la actividad productiva se está recuperando en Alicante es un hecho que demuestra el aumento de personas afiliadas a la Seguridad Social. Suben tanto la media mensual de afiliación (+6.686) como la afiliación a último día del mes (+4.636). También la contratación mejora respecto al mes pasado (+9.776) aunque se arrastra una importante pérdida en cómputo anual que muestra que la maquinaria productiva provincial todavía no está a tope. Además, el sector servicios, motor de la actividad provincial, que a estas alturas, otros años, está recortando el paro por miles, registra un aumento del paro.

El aumento importante del paro se debe a que la escasa actividad productiva no está siendo capaz de dar respuesta a la demanda estacional que se recoge en el colectivo “sin empleo anterior”, que aumenta en 5.309 personas. Este dato lo podemos relacionar con el importante aumento de jóvenes menores de 25 años en situación de paro registrado (+4.440) lo que nos señala a ese grupo de personas jóvenes que está esperando que llegue el verano, y el fin del curso, para trabajar durante el verano y que, dado que mayoritariamente van al sector servicios y este todavía no está generando empleo, se ha acumulado una importante cantidad de personas que, otros años ya estaban trabajando a estas alturas y que en este 2020 van a tener que esperar.

La leve recuperación productiva se está basando, además de en el aumento de personas afiliadas, en la reincorporación de las personas en ERTE que, tras un inicio sospechosamente bajo, se ha llegado a final de mes con un descenso de 44.213 personas en ERTE, lo que supone algo más del 37% del total durante este mes.

En los últimos cinco años (2015-2019), la media de la reducción del paro en el mes de junio ha sido de 4.462’4 personas menos inscritas. El aumento este mes de 5.781 muestra la importante demanda de empleo que se acumula en los meses de verano y el parón del sector servicios, sobre todo el turístico, que pese a sus buenas perspectivas y a haber tenido algunos puntos de actividad positivos, todavía no está en clave de contratación, lo que no es un buen presagio.

El mal dato del paro registrado hace que el aumento del paro desde 2007 vuelva a ser superior a las cien mil personas, concretamente se sitúa en 103.021, un dato similar al de junio de 2015.

La leve recuperación productiva está basada en una mala contratación, los indefinidos en junio supusieron el 10’9% del total, lo que sigue señalando un mercado productivo precario y cortoplacista. La “nueva normalidad” en el mercado laboral se parece mucho a la “vieja normalidad” estacional y con empleo de baja calidad. Esta situación se traduce en precariedad que, a su vez, se mide en siniestralidad. Alicante lleva unas semanas con los accidentes mortales disparados, una situación inaceptable que muestra el importante déficit preventivo en las empresas provinciales.

Hay que señalar que durante el mes de mayo la protección a las personas en paro fue muy significativa. Las medidas puestas en marcha por el gobierno están funcionando de forma exitosa. En mayo el número de personas en paro era de 179.797 y en ERTE 118.020, lo que hacen un total de 297.817, mientras que las personas cubiertas por prestación o subsidio supusieron 218.561, es decir el 73’4% de las personas en paro registrado o en ERTE recibían una prestación. Además, la cifra final sería superior ya que algunas personas en ERTE no tenían reconocido el derecho a prestación por problemas en los trámites, lo que hará que la protección sea de tres personas cobrando de cada cuatro en paro o en ERTE.

Es necesario insistir en la urgencia de un plan para recuperar la actividad productiva, garantizar que sea de calidad y aumentar cuantitativa y cualitativamente el empleo.

Más información:

José María Ruiz Olmos

Secretario de Empleo CCOO l’Alacantí-les Marines

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *