La medallita al pueblo alicantino.

ÓSCAR CRESPILLO/ @ocrespillo

Bueno, pues las alicantinas y alicantinos hemos sido gente estupenda. Y por ello, el Alcalde de la ciudad, don Luis Barcala propuso a los portavoces de los grupos políticos elevar al próximo pleno una solicitud para conceder al pueblo de Alicante la medalla de la ciudad por su modélico comportamiento durante la pandemia.

Con esa medallita se intenta premiar a las personas que estuvieron en primera línea en esta pandemia de la Covid19: sanitarias, cajeras, gasolineros, policías, farmaceúticos, … Y a quienes han sido un verdadero ejemplo quedándose en casa durante la etapa más dura del confinamiento.

En mi caso, y disculpen que hable de mí, merezco dos trocitos: uno por trabajar en un servicio esencial, y otro por haber respetado el confinamiento al cien por cien el resto de las horas de cada día.

Esta propuesta del alcalde de la ciudad ha sido respaldada por los representantes de todos los partidos políticos municipales con representación en el ayuntamiento: desde PSOE a Vox; desde Partido Popular a Ciudadanos y Unidas Podemos. Nadie quiere ser el que salga mal en la historia. Nadie quiere ser señalado como “antialicantino que no quiso dar a su pueblo esa medalla“.

Pues miren: mis dos trozos de medalla pueden ustedes metérselas en el culo. Si la población alicantina fuimos responsables ( y no todos) no era para tener una medalla que no deja de ser un brindis al sol. Si algunas personas tuvimos que trabajar en el peor momento del coronavirus no fue para que Barcala ahora salga como San Luis para beatificarnos. Lo hicimos por responsabilidad y porque había que ganarse el pan.

Sí, pusimos nuestra salud, y la de nuestros familiares, en riesgo. Y han caído muchos en esta batalla. Pero que no vengan a regalarnos nada con tal de salir esos políticos en la historia. Ellos estaban en sus casas capeando el temporal.

Mi medalla ya me la ponen mis amistades y mi familia. Y yo les pongo a ellas otra medalla.

Señoras y señores políticos de todos los grupos parlamentarios de la ciudad de Alicante: tengan decencia y trabajen más. Perder el tiempo en estas auténticas tonterías y apuntarse a ser los tontos útiles del alcalde no les hará ser recordados por su grandeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *