Salen escamas en mi cuerpo
por el tiempo
que estuve sumergido
en el mar de tus ojos .

Tu sal se incrustó
en los poros de mi piel
como coral blanco
salido de tu pureza .

Las olas de tus aguas
rompían en el acantilado
de mi corazón
con la tempestad de tus besos .

Y , las arenas de tus playas
acogían los restos
de este náufrago
que vivió para amarte
en el mar de tu alma .

Octavio Villa Pastor

Puedes leer más de Octavio Villa en su facebook: https://www.facebook.com/octavio.villapastor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *