Antonio Guijarro: “Lo que tiene que hacer Ortiz es pagar los pufos que ha dejado, marcharse y dejar que entre alguien”.

ÓSCAR CRESPILLO/ @ocrespillo Fotos: Estadio Digital

Antonio Guijarro Hernández, nacido el 13 de Junio de 1962.

Fue locutor en Antena3 Radio, M80 y Radio Top40 y presentador en Canal 15 TV. Hizo reportajes en Canal 9 y presentó en una televisión de Barcelona la tertulia “El Penalty“.

Creció profesionalmente al lado de Vicente Crespo, al que considera un maestro, y bajo las órdenes de José María García.

Desde lejos, desde la Ciudad Condal, sigue la actualidad herculana. Y he querido entrevistarle para hacer un repaso a su pasado, su presente y, cómo no, también al del Hércules.

Guijarro con el desaparecido Vicente Crespo.

O.C.- Antonio, ¿cómo llegas a hacer periodismo deportivo en Alicante?

Antonio Guijarro.- Estaba en Elche, en TeleElx y la Cadena SER, y un día me llama mi padre diciéndome que Vicente Crespo quería entrevistarme porque quería llevarme con él. Y fue dicho y hecho.

O.C.- Tu padre, una persona que creo recordar llegó a ser directivo del Hércules…

A.G.- Sí, mi padre fue directivo del Hércules con Emilio Orgilés y una de las cosas que me demostraron cómo eran Enrique Ortiz y la gente que le rodea fue con el fallecimiento de mi padre. No hubo minuto de silencio, lo obviaron y eso me dolió mucho por haber sido, como dices, directivo del club.

O.C.- Y si tu padre viviese ahora, ¿qué podría pensar de todo lo que está ocurriendo en el Hércules?

A.G.Mi padre ya sabía hace años que esto iba a ocurrir. Siempre decía que cuando entrase la política y entrasen las televisiones, el Hércules y cualquier otro equipo, perderían la capacidad de que el club fuese de la ciudad y pasarían a ser una empresa que se podía comprar o vender. Mi padre nunca dejaba de leer a Soler y a Crespo, además de a mí, y eso le reafirmaba en su día.

O.C.- ¿Te arrepientes de algo que hayas hecho o dicho en tu etapa de comunicador deportivo en nuestra ciudad?

A.G.- Con los años me he dado cuenta que a mí me perdían las formas, quizá por mi juventud, por querer llegar de forma más potente a la ciudadanía. En el fondo no rectifico nada de lo dicho pero fracasé en mi intento de cómo contarlo.

O.C.- No cabe duda que creaste un estilo diferente. No sé si podríamos hablar del Manolo Lama o Andrés Montes alicantino, pero tu fórmula fue exitosa hasta el punto de llegar a tener una peña herculana. ¿Cómo se ve todo aquello con el paso de los años?

A.G.- Tuve programas de máxima audiencia en la provincia de Alicante. Fíjate que hasta en Cartagena se veía el programa de tv. Y el programa radiofónico con Vicente Crespo, las conexiones con García,eran momentos preciosos que pude vivir. También recuerdo mucho a José Antonio Soler, persona a la que envidio sanamente porque decía lo mismo que yo pero con unas formas elegantes, lo que le permitía llegar a la gente mejor.

Ahora cuando voy a Alicante siguen diciéndome aquello de “minuto patito, minuto cuácuá“, o “Cañon de Navarone” y me trae grandes recuerdos pero creo que fue injusto el trato hacia mi persona, especialmente por parte de la prensa.

Aún así no soy rencoroso y aunque el tiempo ha acabado dándonos la razón a los Crespo, Soler o a mí, yo no voy a hacer leña del árbol caído.

O.C.- Eso debe ser motivo para que te sientas orgulloso…

A.G.- Sin duda que es un orgullo, y sé que a algunos periodistas les puede fastidiar que comente esto, pero es que pasear por la ciudad y que me digan: “Antonio, Presidente“, “Antonio, necesitamos a gente como tú y Soler” es lo máximo.

Antonio Guijarro junto a José María García.

O.C.- Es que en aquella época recuerdo retransmisiones tuyas en Segunda B cuando ningún otro medio apostaba por ello…

A.G.- Correcto. Quiero recordar que estando en Top40 éramos la única emisora que iba a todos los campos de Segunda B a retransmitir los partidos del Hércules. Pero también viví momentos increíbles como el ascenso en Las Palmas, con Quique Hernández, y el de Badajoz con el gol de Sigüenza.

La época que más he disfrutado ha sido ésta, pudiendo retransmitir en radio y haciendo un producto más que digno en televisión con muchos menos medios de los que hay ahora. Siempre estaré agradecido a Asun París, porque era una curranta increíble, profesional 100% y gran parte de éxito de “Esta noche, fútbol” fue gracias a ella que organizaba prácticamente todo.

O.C. Y sigues viviendo en Barcelona donde hiciste también televisión…

A.G.- Yo estoy en Barcelona por trabajo. Aquí hice “El Penalty” que dejé de realizar porque quisieron politizar el programa: que si nos han robado, que si el Madrid ganaba por Franco, y yo paso de la política. Así que me cansé.

O.C.- Si se diesen las circunstancias, ¿volverías a la terreta?

A.G.- Tengo mucha morriña alicantina. Soy alicantino, borracho y fino.

Profesionalmente volvería a Alicante a hacerme cargo del Hércules junto a profesionales y rodeado de personas con ganas de hacer un club como nuestra ciudad merece. Gente tipo Perfecto Palacio, Fernando de Andrés, Sergio Fernández, Ratita López de entrenador; gente que antepusiera el interés y la ilusión de la afición herculana a sus propios intereses.

En cuanto a los medios, si hubiese un medio que fuese independiente y me diera la oportunidad de hacer las cosas como yo creo que deben hacerse, sin deber favores, sabedores de mis posibilidades, claro que estaría encantado de volver a contar y cantar las cosas.

Te diré algo, Óscar: la vida es una montaña rusa; hay momentos en que subes y bajas. Echo mucho de menos las ensaladillas rusas, los bocaditos de merluza y los grillos de “El Merengue“. Las pizzas de Carusso. Fíjate que aquí no conocen la mojama ni la hueva. ¡¡¡Se están perdiendo un tomatito Raff con su mojama, aceitito, almendritas!!! ¡Claro que volvería a Alicante, Óscar!

O.C.- Cambiemos de tema: ¿qué solución puede tener el Hércules?

A.G.- No sé qué solución puede tener el Hércules. Como persona no tengo nada contra Enrique Ortiz pero sí contra los dirigentes que hacen las cosas pésimamente. Si Ortiz hubiera cogido todo ese dinero que él no ha puesto pero sí le han puesto los del Partido Popular y lo hubiese, al menos gestionado bien…La equivocación fue poner a Solana en el Alicante y a Ortiz en el Hércules. Ortiz llegó a decir que no sabía cómo era un balón de fútbol mientras Solana se iba de buena mañana a ver chavales jugar.

Mira: le dieron la oportunidad a Perfecto Palacios y cuando empiezan a salir los brotes verdes, te deshaces de él porque eres tú quien quiere disfrutar de esos brotes verdes. Lo que vienen a ser celos. Ha tenido la oportunidad de fichar a Sergio Fernández, a Rodríguez, y todos se han ido asqueados y cansados. Lo mejor que puede hacer el señor Ortiz tras estos 20 años es marcharse.

O.C.- Pero para que se marche Ortiz hay quien dice que habría que pagarle no sé cuánto dinero…

A.G.- Mira, yo tengo seis acciones que en su día me costaron 69.000 pesetas y hoy día valen cero. Si mis acciones cuestan cero, las de Ortiz cuestan lo mismo, por lo que no puede pedir dinero para dejar el Hércules. Lo que tiene que hacer es pagar lo que debe, marcharse y dejar que venga alguien con un Hércules libre de los pufos que el propio Ortiz ha creado: acreedores, Hacienda, etc.

Y te digo más: igual que el PP le puso en el cargo, es el PP el que tiene que pedirle que se marche. Habrá un momento en que tendrán que decirle basta ya.

O.C.- Entonces, ¿qué decimos a quienes aseveran que Ortiz fue el salvador del Hércules?

A.G.- Es que eso que Ortiz fue el salvador del Hércules…depende cómo se mire.

Es el que dicen que puso el dinero pero el dinero vino gracias a la Generalitat, Ciudad de la Luz….y si lo puso se lo han devuelto con creces y así me lo aseguran personas que estuvieron en las negociaciones en su día. Por otro lado, debes saber con qué dinero cuentas y en base a ello saber qué puedes gastar.

Si recuerdas, Drenthe cobraba una animalada. Claro, si piensas que por estar en Primera llega todo solo y resulta que no llegas a final de mes y luego no puedes pagar a los Trezeguet, Valdez, al propio Drenthe y todo ese equipazo pues se te cae la temporada, bajas a Segunda y vuelves a generar una deuda enorme.

A Ortiz no le ha importado el Hércules como club, le ha importado como empresa pero haciéndolo mal. Ahí entraron familiares, amigachos…y así estamos como estamos.

O.C.- Todo lo que me cuentas no es nada nuevo…

A.G.- ¡Claro que no y eso denunciábamos hace años unos pocos! Vicente Crespo llegó a publicar que la idea de Enrique Ortiz era la de derruir el Rico Pérez y hacer pisos. Y mucha gente nos criticó al propio Crespo, (q.e.p.d.), a Soler y a mí. Alguno soñaba con que entraríamos en Europa. Pues era y es imposible. Esto que está pasando era tan fácil de adivinarlo que no hacía falta ser un lumbreras para saber que ocurriría.

Además, es que le doy vueltas a la situación del club y no es tan complicado: José Antonio Soler, tú y yo, con un buen equipo médico, con buenos profesionales en la parcela técnica, hacemos que esto funciones en tres días. Pero no porque seamos más listos que nadie, si no porque somos herculanos y sabemos quiénes deben hacer las cosas y cómo deben hacerse. Eso sí, como dije antes, Ortiz debe irse pagando todo lo que dejó de pagar y tener un Hércules sin ninguna deuda. Que entrase nueva gente, lejana a todo lo que huela a Ortiz sería el mejor premio para el centenario que llegará en breve.

O.C.- Vamos con unas cuantas preguntas herculanas de respuestas rápidas: Dime quién fue para tí el mejor Presidente.

A.G.- José Rico Pérez.

O.C.- El mejor directivo.

A.G.- Fernando Andrés. Pudo ser presidente y no le apoyaron. Me comentaron en una ocasión, no sé si será cierto, que no lo fue por ser más afín a PSOE que a PP. Sea como fuere estoy hablando de un gran empresario y alguien muy herculano.

O.C.- El personaje más nefasto.

A.G.- Vicente Compañ. Pero me gustaría añadir que si bien es cierto que no estuvo a la altura de un gerente del Hércules, también lo es que en muchas cosas no era el responsable. Quizá me “pasé de frenada” hablando en su día de Compañ y fui demasiado duro. Cuando coincidí con el Vicente Compañ de la etapa del Alicante hablé con él en varias ocasiones y descubrí un Vicente Compañ diferente al que creía que era en el Hércules. Ahora que está en el cielo espero que haya limado asperezas conmigo.

O.C.- El mejor periodista.

A.G.- Vicente Crespo. Y añado a Soler, que es muy buen profesional. Y por supuesto, José María García. Entre ellos “me parieron”.

O.C.- El mejor entrenador.

A.G.- Estaría entre Quique Hernández y Manolo Jiménez. No puedo decantarme por uno de los dos: ambos.

Guijarro, en tv con Manolo Jiménez

O.C.- El mejor jugador.

A.G.- Manuel Alfaro. Y también quiero añadir al grandísimo Pavlicic.

O.C.- Para finalizar, dinos una frase para la afición.

A.G.- A la afición me gustaría decirles que hay que hacerle ver a estos directivos que su tiempo terminó, hacérselo ver siempre de una manera pacífica; hacerle ver a los políticos que si ellos fueron los que pusieron a Ortiz ahí, tienen que sacarlo. Una afición que suma 7000 fieles a pesar de cómo está todo es increíble y tiene una enorme fuerza.

Y así terminó la charla con alguien a quien siempre admiré. Con grato recuerdo acierto a revivir cuando me lo presentó Vicente Crespo en la redacción de Antena3 Radio, en Berenguer de Marquina.

Recuerdo cómo aceptó sin dudar ser entrevistado en la emisora del instituto Figueras Pacheco por servidor, cuando yo contaba con apenas 14 años.

Me viene a la mente sus retransmisiones desde las cabinas situadas en el córner de Fondo Sur del Rico Pérez, y sus saludos, puro en mano, antes de comenzar.

La nostalgia me invade al recordar a mi abuelo que me pedía que le avisase cuando comenzase el programa del Guijarro (en TV) y verlo juntos.

Pasado, pasado es. Pero para mí, Antonio Guijarro siempre ha sido y será una voz autorizada para hablar del Hércules. Y no solo porque el tiempo ha acabado dándole la razón; también porque impuso un estilo, una forma de decir las cosas, una forma de actuar lejana de amiguismos y peloterías.

Sus vídeos en Alicante Opinión han sido un éxito. Espero, y deseo, que no sean los últimos y, quizá, inventar cosas que puedan entretenernos y hacernos seguir en contacto. Y lo quiero porque para mí, hablar con Guijarro es hacerlo con un ídolo de juventud y una persona íntegra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *