El Hércules existe a pesar de Ortiz.

Mucho se ha dicho ya sobre la situación del Hércules, también sobre quien o quienes son los autores de la debacle social y deportiva del club alicantino. Mucho he tenido que leer en RRSS sobre todo tipo de opiniones, aunque me alegra decir que en los últimos días la mayoría de opiniones iban en el mismo sentido: “el ciclo de los Ortiz se acaba”.

Vaya por delante que aunque viva a más de 400 km. de la terreta, aunque haga años que voluntariamente y de forma muy consciente dejé de ser abonado, nunca he dejado de seguir al equipo y cuando me ha sido posible he visto vía internet algún que otro partido (alguno no pude acabarlo de ver, ventajas que tiene el poder apagar la pantalla). Vaya también por delante que deseo que el Hércules gane siempre, y cuando digo siempre es en el campo, en la Play o a las chapas. Siempre es siempre y en todo momento. Aunque cuando no lo hace, y últimamente es muy a menudo, esto ni me quita el hambre ni el sueño. Me cabrea y siento que las cosas no salgan como todos los seguidores herculanos deseamos.

Pero volviendo al inicio veo que los aficionados empiezan a perder el miedo a la falsa idea de “sin Ortiz el Hércules no existiría”, porque no es así, el Hércules existe A PESAR de Ortiz y su séquito de enchufados y vividores.

Desde que el fútbol dejó de ser deporte para convertirse en negocio por obra y gracia de las SAD, los aficionados pintamos cuando a los dueños del club les conviene. En el caso del Hércules esto ha ocurrido en contadísimas ocasiones; y siempre buscando el enfrentamiento de la afición con engaños, falsas promesas y venta de humo (que de esto hay mucho).

Gestionar un club de fútbol es muy similar a gestionar una empresa, o una asociación… o lo que a usted se le ocurra. La palabra clave es GESTIONAR (sea lo que sea). Para ello primero hay que conocer el producto que se tiene, luego hay que tener unos clientes interesados en el producto, fidelizar a la clientela con unos servicios adicionales, buscar nuevos nichos de clientes, actualizar el producto de acuerdo a los gustos de tus clientes y clientes potenciales… con esto te aseguras:

  • Una afición fiel y que te llena el campo en cada partido
  • Apoyo incondicional a los jugadores
  • Demanda de abonos temporada tras temporada
  • Club saneado en lo económico
  • Éxito deportivo y reconocimiento social.

Para aclarar conceptos, los clientes son los aficionados, el producto es el fútbol, los servicios adicionales son otras opciones deportivas, culturales, etc. que el club puede ofertar a sus aficionados con el abono anual. Todo esto representa más ingresos en el club, y con más ingresos se puede invertir más en la plantilla, en la cantera… es una rueda que crece como una bola de nieve.

¿Ustedes son capaces de visualizarlo?…. ¿SI?… pues el “genio” de los negocios en Alicante lleva 20 largos años sin verlo. Así que ya va siendo hora de que suelte el juguetito que solo sirve para que coman tres y sintamos vergüenza ajena miles y miles de aficionados, tanto los que viven en Alicante, en la provincia o fuera de ella. Hasta luego Lucas!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *