La hora de los valientes.

ÓSCAR CRESPILLO/ @ocrespillo

Llega la hora de las y los valientes. Es el momento. No puede esperar un día, ni si quiera una hora más. Es el momento de la afición.

Tengo cierto temor a escribir que el Hércules ha tocado fondo. Y lo tengo porque semana tras semana, ridículo tras ridículo, demuestran que no, que se puede tocar más fondo hasta llegar al manto inferior del planeta herculano.

Esta vez parece que sí: da la impresión que la hinchada blanquiazul ha dicho basta. Quiero creer, y creo, que estamos ante un punto de no retorno donde ni sufragar viajes o dar invitaciones a peña alguna hará cambiar la opinión; donde ningún espónsor silenciará a prensa alguna; donde el dinero ya no comprará voluntades

NOS JUGAMOS LA SUPERVIVENCIA.

Ya no valen los mantras repetidos una y mil veces por los servilistas, por pelotas rastreros, por los abrillantabarrigas. Ya no cuela que sin Ortiz no habrá Hércules. Ya nadie se cree que sin Ramírez el club estaría peor (es imposible). Nadie acepta que un empleado del propio Ortiz sea presidente del club, un presidente de paja, que entre sus méritos está el de ser hijo de una ex-concejala del Partido Popular. Nadie parece claudicar ante la chantajista ley de espectáculos que de forma tan parcial y vergonzosa se aplicó por parte del club, y su jefe de seguridad, contra Manolo Piera hace años y contra Adrián López hace unos días.

Y nos estamos jugando la supervivencia del club. El cáncer que tiene el Hércules en sus entrañas desde hace más de dos décadas pasó a grado 4 hace seis años con la entrada de Ramírez. Actualmente, ese cáncer ya hizo metástasis y el enfermo está muy débil, esperando un milagro, incluso aceptando ya su propia muerte.

DOCTORES Y ENFERMEROS.

Y es la afición quien debe intentar recuperarlo. Debe intentarlo con todas sus fuerzas. En Romeu Zarandieta no hay doctores. Y los que hay son una especie de Harold Shipman. Y la afición debe convertirse en ese enfermero que cuide a este maltrecho club: quien luche por él, quien le mime.

Que nadie afirme que si se cansa Ortiz y se marcha no habrá Hércules. Si alguien está matándolo es él. Ahora, es el momento de luchar por darle algo de luz a nuestro club o darle una sepultura digna. Pero no es el momento de quedarse de brazos cruzados por que como bien sabe usted, querido lector, querida lectora: “si luchas puedes perder, pero si no luchas estás perdido“.

Fotos del artículo: JORGE SOLER/ EstadioDigital.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *