Los EREs no deben marcar la agenda.

ÓSCAR CRESPILLO/ @ocrespillo

Y habrá quien al leer el titular haya pensado: “este tío se ha vuelto loco“.

Reconozco que he sido duro ( y seré) contra la corrupción: venga de donde venga y sea de quien sea.

Tras la sentencia producida y que señalan como delincuentes a Griñán y Chaves entre otros, la derecha ha visto una oportunidad de oro para intentar dinamitar el pacto de gobernabilidad (al que deben sumarse más partidos como bien saben) entre Psoe y Unidas Podemos.

TAMBIÉN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Te pones a escuchar ciertos programas de la SER. Observas el programa del amigo de Florentino Pérez, el de Ferreras. Y te das cuenta que exigen la mayoría de contertulios que Podemos sea ecuánime y, que si vino a la política para luchar contra la casta ahora deben romper ese acuerdo con Pedro Sánchez“. Y esos mismos contertulios y medios obvian que Pedro Sánchez no era (casi) nadie cuando se produjeron los hechos ahora juzgados. Era un simple concejal socialista en Madrid, ergo la pregunta es: ¿qué puede hacer un concejal madrileño en un tema que ocurrió en Andalucía?

ESTÁN RABIANDO.

Eso sí: a Susana Díaz casi ni la mentan. Y para prueba, si lo desean, miren el programa de Ana Rosa Quintana del pasado martes. A la sultana, a la que debía saber todo, la nombramos de pasada.

Rabian. Están rabiando porque no les está saliendo lo que tenían planeado.

Querían una Susana Díaz en el poder y un PSOE como Felipe, Garcia Page, Rodríguez Ibarra aprobaban. No aceptan que el PSOE intente unirse a la izquierda, a la clase obrera.

Ojalá que sigan rabiando. Ojalá se consume el pacto a pesar que ahora para esos medios los nacionalistas no son tan malos porque con la sentencia de los EREs pueden votar en contra de la investidura de Sánchez. Ojalá sigan rabiando. Porque están en juego demasiadas cosas como para pedir que unos delincuentes marquen la agenda social y general de este país.

Formen gobierno, purguen Andalucía y actúen rápido: la gente humilde lo precisa. Nosotras y nosotros lo necesitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *