La independencia sí, pero en casa.

Querido hijo:

 Hoy vas a dormir en la calle. Respeto tus ideas las cuales no has aprendido en casa.

Nosotros hemos intentado darte todo lo que hemos podido y sobre todo educarte en la solidaridad con todo el mundo. La vida es muy larga y todo cambia en diferentes momentos. Yo respeto tus ideas,  ¿y tú las mías?


Hoy te has manifestado porque consideras que Cataluña es una República y debe de ser independiente. Has ido a cortar la carretera. Te has puesto en una mesa y has jugado al ajedrez sin pensar en que había muchas personas que no han podido llegar a sus trabajos, y algunos incluso a los hospitales. 
Cada uno tenía su día planificado y tú, hijo, y otros que piensan como tú, nos habéis fastidiado el día. Hoy cuando llegue a cenar después de trabajar, vamos hablar y te voy a contar lo que a partir de ahora va a ser la independencia en casa.


1. Los estudios te los van a pagar tus amigos/as y tu supuesta independencia.
2. Si deseas dinero para el fin de semana o para tus necesidades, vas a trabajar para construir nuestra casa y que estemos mejor todos. Estoy cansado de trabajar con tu madre para que tengas de todo y luego digas que cohartamos tu libertad de expresión.
3. Ya que tomas tus propias decisiones en política y sabes de lo que hablas, te diré que yo me independicé de mis padres, y tú lo sabes, a los 19 años, uno menos de los que tienes tú, espero que pronto tomes esta decisión y te independices para vivir tu vida sin que sientas que no te entendemos. 
Estamos seguro de que tus amigos te pagarán la universidad y la comida y lo que te haga falta, y si no ese país en el que crees que vivirás mejor.
4. No tengas la menor duda que si necesitas ayuda tendrás toda la que necesites de nosotros, pero eso sí, sólo ayuda, ahora tú decides, con todas las consecuencias.
5. La próxima vez que hagas una huelga y pares el tráfico, para que yo y otras personas que estemos en ella parados, cansados y nerviosos, paguemos las consecuencias, sólo te pido una cosa, que me lo digas, para no hacer el idiota en la carretera viendo a mi hijo a 500 metros y estando a 1.000 metros de casa atascado en una caravana.
Esta noche cuando llegues a casa vas a tener tu independencia completa. Espero que la disfrutes muchos años.

Tu padre que te respeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *