El fascismo gobierna el Ayuntamiento de Alicante.

Ya habíamos asumido que los partidos políticos cuando se presentaban a las elecciones hicieran promesas al aire con la intención de recabar votos. Esas promesas una vez en instalados en los distintos gobiernos no se cumplían. Tampoco ahora.

Esa falta de ética política y de rendición de cuentas hacia quienes votamos es completamente inocente en comparativa con la práctica en boga consistente en mentir descaradamente, lo que los modernos llaman “fake news”, o manipular la realidad de los hechos, tergiversando perversamente la realidad, para que determinados planteamientos ideológicos sean asumidos por una masa enajenada gracias a los “mass media” y la desinformación generalizada.

No sólo se miente para conquistar el poder, sino para una vez en él, atraer adeptos a las bastardas posiciones políticas y legitimar determinadas actuaciones poco honestas. Un clásico ejemplo de esto es el identificar delincuencia con inmigración, explicita o tácitamente.

Estos meses, estamos asistiendo a la presentación de la cuestión nacional catalana, desde una perspectiva perversa, donde la simple defensa del derecho a la autodeterminación se criminaliza ante la opinión pública española y se sitúan determinadas posiciones políticas contrarias al proyecto oligárquico españolista como de terroristas. En esta linea, la ultra derecha plantea sin rubor la ilegalización de los partidos políticos y organizaciones sociales que defienden posiciones nacionalistas (no españolistas) y propone la eliminación de las autonomías. Increíblemente se afirman dentro del bando constitucionalista.

El problema real para los parias de esta tierra, no estriba en la política de VOX, sino en la asimilación de sus posicionamientos fascistas por parte del resto de fuerzas políticas. Ciudadanos y PP hacen de palmeros de la ultraderecha y adoptan sin temblar sus posiciones y formas políticas y el PSOE derechiza cada día más su ideario político.

Y al final, lo más preocupante de todo es que parte de la sociedad acaba normalizando, admitiendo y haciendo suyo el discurso xenófobo y fascista de toda esta gente. A base de repetir que el problema de la humanidad es el separatismo catalán, acabamos olvidando que nuestras condiciones de vida se van deteriorando poco a poco y que las dificultades económicas venideras acabarán como siempre sobre las espaldas de las capas populares.

Esto se puede percibir en todos los ámbitos territoriales. Nuestra ciudad e instituciones no están excluidos de este proceso de deformación, corrupción democrática.

CONTRA LA REPRESIÓN, EL FASCISMO Y POR LA LIBERTAD DE PRESOS Y PRESAS POLÍTICAS.

El domingo 20 de octubre, diversos colectivos de la ciudad nos manifestamos de forma pacífica contra la represión, el fascismo y por la libertad de los presos y las presas políticas. La convocatoria se realizó sin incidentes de ningún tipo, salvo los gritos increpantes de algún provocador, al que en ningún momento se respondió desde la parte movilizada. Últimamente nos crecen los salvapatrias.

Al finalizar el recorrido y ya de vuelta, se produjo una agresión fascista a una joven manifestante, ante la pasividad de la policía. Tampoco es algo nuevo. Hace poco en IFA, los chicos de VOX se empleaban igualmente en un ataque homófobo. Se impidió, no obstante que la cosa fuera a mayor, gracias a la retirada organizada de las y los manifestantes entre quienes nos encontrábamos militantes del PCPE y de la JCPE, entre otros muchos colectivos.

Esta agresión se respondió con una convocatoria de protesta en forma de concentración frente a la Subdelegación de Gobierno, en la Plaza de la Muntayeta el lunes 28 de octubre. Esta última movilización, también se desarrolló de forma totalmente pacífica y sin incidentes de ningún tipo.

Estas actuaciones se han desarrollado en el ejercicio de los derechos democráticos más básicos como es el derecho a la libertad de expresión y de reunión.

FRIKADAS APROBADAS POR VOX, CS Y PP.

El día 31 de octubre, y coincidiendo con el inicio de la campaña electoral, el grupo municipal fascista VOX, presentó al Pleno del Ayuntamiento una propuesta de “Declaración Institucional por la que acordar condenar los actos de insurrección violenta ocurridos en Alicante en connivencia con los ocurridos en la Comunidad Autónoma de Cataluña.”

Esta instancia podía haber quedado en una mera anécdota, como otras “frikadas” a las que nos está acostumbrando esta gente, pero fue aprobada por el Pleno del Ayuntamiento con los votos de Ciudadanos y PP, lo que supone por un lado, una burda manipulación de unos hechos que nunca ocurrieron, puesto que en ningún caso hubo violencia ni hacia las cosas ni hacia las personas, y por otro, un paso más en la escalada de criminalización de quienes nos oponemos al aumento de la represión que aplica el Estado Español contra la clase trabajadora y las capas populares, así como contra los pueblos que exigen los derechos democráticos básicos, entre los que se encuentran la autodeterminación.

Condenamos la normalización institucional de expresiones y posiciones políticas fascistas, xenófobas y machistas, que forman parte del ideario, no solo de lo que tradicionalmente identificamos como extrema derecha, sino de los que se autodenominan partidos constitucionalistas y demócratas y hacen suyas estas propuestas.

KIKE PARRA

PCPE ALACANT/ @pcpe_alacant

1 pensamiento sobre “El fascismo gobierna el Ayuntamiento de Alicante.

  1. No puedo estar mas de acuerdo con el análisis. Al fascismo o se le combate o en momentos de crisis es un instrumento en manos de los poderosos para afianzar la dictadura del capital cuando ya no le sirven caras amables de la gestión del aistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *