ÓSCAR CRESPILLO/ @ocrespillo

He dudado mucho entre escribir lo que va usted a leer ahora o no hacerlo. Lo he pensado y repensado debido a la cercanía de las elecciones generales y el posible daño que pueden hacer que se viertan ciertas opiniones. Pero he decidido hacerlo sencillamente porque creo más en la libertad de expresión, en la libertad de prensa, en la libertad por encima de todo. Y lo escribo por ello y por quienes lucharon durante la dictadura por todo esto que acabo de comentar fuese realidad.

TODO ESTABA ENVENENADO.

Una de las cosas que más me llamó la atención al llegar a Podemos Alicante hace unos añitos fue la amabilidad con la que se me acogió. Pero eso fue un leve espejismo. Recuerdo en mi llegada que la frase que más repetía servidor era: “vengo a intentar sumar, a aprender y ni me postulo ni me postularé jamás a cargo alguno“. Esa frase parecía no gustar a determinadas personas que sí, se postulaban a cargos. De hecho se llegó a comentar: “qué pesado con que no quiere un cargo…” como si eso fuese algo indigno. Precísamente, personas que se presentaban a todo cargo que hubiese que elegir: que si había elecciones al CCM: se presentaban; que si eran elecciones para candidata a concejalías del ayuntamiento: se presentaban; que si eran elecciones para candidata a las elecciones europeas: se presentaban…Ya ven: personas que debían saber de todo: política municipal, europea, funcionamiento de un partido, política estatal…

Llegaron las elecciones internas, en las que se debía elegir un CCM y a la nueva o nuevo Secretario General. Y servidor apoyó la candidatura de Ara Alacant, que estaba encabezada por el que fue ganador, Pascual Pérez. Llum Quiñonero, candidata de Estimem Alacant fue la perdedora. Como lo fue Vanessa Romero, candidata de Terreta.

Justo en el momento en el que debía firmarse la paz todo pareció envenenarse más. El grupo Ara (corriente pablista) comenzó a tener reuniones complicadas con el grupo de Estimem (corriente errejonista). Mientras, Vanessa Romero, “bescansista” confesa, al menos en aquella época, parecía ser fiel a su Secretario General, al SG de todas las personas de Podemos Alicante. Pero la guerra se estaba fraguando…

ELECCIONES MUNICIPALES.

En las elecciones municipales apareció un mirlo: Xavier López. Alguien que me sorprendió por su oratoria y su capacidad de seducir, políticamente hablando. Xavi se presentaba a alcaldable bajo el paraguas predecesor de Quiñonero. O con la mochila de haber estado en su candidatura al CCM. Por su parte, Vanessa Romero llega a un pacto con el propio Xavi y decide no ir como número 1. De tal forma que quedaron para alcaldable Xavier, por un lado, y Fernando Quilis por parte de Ara Alacant. El resultado ya lo conocen: victoria del primero y Romero que acabó siendo la primera elegida como cuerpo de lista; lo que vendría ser la número 2.

LA FAMOSA CENA.

Tras un acto al que asistí invitado por una de las candidaturas recibí una llamada telefónica cuando volvía a casa: “Óscar, vente a la calle de la plaza de San Blas que nos vamos de cena y queremos que vengas“. Era una noche fría de diciembre y acepté de buen grado.

Una vez llegado al restaurante (un chino de la zona centro de Alicante) y nada más sentarnos, uno de los comensales me preguntó: “Bueno, Óscar, y tú, ¿eres de Pablo o de Íñigo?” Sorprendido quedé pues en esos momentos yo no creía lo que me contaban otras personas semanas antes: que el partido estaba partido en dos. Aún así tuve que responder. Y lo hice: “Pues soy de Podemos pero si tengo que elegir a alguien es a Iglesias. Primero porque me parece que tiene más carisma y segundo porque es el Secretario General elegido por lo que se le debe un respeto y una lealtad“. Ojalá hubiesen podido ver ustedes las caras de las y los comensales. Como de incredulidad, como de desaprobación…Al comprobar esa reacción apostillé: “Pero si realmente hay un político que me encanta por lo que dice, cómo lo dice y lo directo que es, ese es Juan Carlos Monedero“. Ahí ya surgieron las sonrisas, las bromitas, y hasta un “alaaaaaaa, mejor que lo hubieses dejado en Pablo“.

QUÉ ESTÁ PASANDO.

Se me encomendó, una vez celebradas las primarias para la alcaldía, llevar la cuenta de twitter del partido. El poco tiempo que la llevé intenté ser lo más leal, productivo y responsable. Tuiteando en mi tiempo libre, quitándome horas de descanso, buscando campañas para apoyar, dando consejos a las primeras espadas para que tuviesen más visibilidad. Y llegó el día en que decidí dejar de llevar la cuenta. Me dí cuenta, o para ser justo diré que me dio la impresión, que a algunos se nos buscaba para trabajar mientras otros quedaban para más cosas, entre ellas, ir a Mascletáscomo amigos” me dijeron, pero que luego requerían que las publicase en la cuenta del partido. Al no compartir dichas circunstancias presenté mi dimisión como responsable de twitter. Y es que si son reuniones de amigos no se deben publicar y si es un acto de partido debe avisarse a todo el partido.

Me contaban, pasadas varias semanas, que el grupo errejonista se hacía fuerte en el CCM. En esas Errejón ya había traicionado a Iglesias. Quien esto escribe no entendía cómo personas errejonistas podían seguir estando en Podemos. Y así, y cada vez que me apetecía decirlo o escribirlo, lo ponía de manifiesto. No entendía como la propia Llum Quiñonero podía seguir en Pôdemos Alicante. Pero así era y yo también podía estar equivocado.

RENACE ALICANTE OPINIÓN.

Llega el mes de junio. Y renace esta web. O blog como dicen algunos como en un intento de desprestigio al mismo. Exactamente reabrimos un 24 de junio. Eran las fiestas de Alicante, les Fogueres de Sant Joan. Y cuando se disparan Mascletás se abre un palco precioso para políticos y algún que otro invitado. La ya entonces concejala Vanessa Romero es vista en dicho palco. Y servidor escribió un tuit que pareció doler mucho; un tuit que ponía en entredicho esa forma de actuar pues, y es opinión, jamás pensé que se podía venir del 15M y acabar compartiendo palco de autoridades con quienes antes has tildado de CASTA (me refiero a quienes llegaron del 15M). Posteriormente, un periodista conocido de la ciudad me manda un mensaje diciéndome que un día no; que Romero no se perdía una Mascletá desde el palco. Eso ya había pasado en la Elección de la Bellea del Foc que se celebró un mes antes. Y llegué a comentarlo: “una futura concejala o concejal de Podemos no debe estar en un palco de honor; debe estar con los festeros, con les Fogueres, con quien ha pagado su entrada…

Pero les hablaba de la reinauguración de Alicante Opinión. Junto a Ricardo Sepulcre, servidor, cursamos invitación para que escribiesen articulos de opinión de lo que deseasen, con la extensión deseada y con la periodicidad que quisiesen a PSPV, Partido Popular, PCPE, Compromís, Izquierda Unida, Podemos y CCOO. Actualmente, PP, PCPE, Compromís, CCOO, la HOAC y, en breve, UGT, tienen su espacio.

Me cuentan que cuando se recibió esa invitación en el partido morado,una persona de cierto poder llegó a exclamar: “¿Escribir en una web que decía que nos iba a ayudar y solo dice cosas negativas nuestras?” A lo que otra, presúntamente apostilló: “¿Quién coño se ha creído el Crespillo ese que es?”

SE VA LLUM.

Todo este malestar, siempre presunto en lo que me cuentan pero real por el resultado final, era por criticar lo del palco, el poder que parecía que iba cogiendo la corriente errejonista y que estaba siendo contado, con mayor o menor acierto, por servidor, y por no ser sumiso. Porque no se puede criticar a los medios de comunicación porque rara vez “te sacan“, porque “apenas te entrevistan”, porque te hacen invisible, y cuando se te ofrece la misma posibilidad que al resto de partidos alicantinos no querer aprovechar ese espacio…porque hay columnas de opinión críticas o porque uno de los dos coordinadores de la web escribe tuits que no son los que desearías.

Pero Llum Quiñonero se marcha. Y lo hace donde se sabía que acabaría marchando: bien cerca de Errejón. Y a la vez, se producen varias dimisiones del CCM, todas ellas cercanas a la corriente errejonista. Quizá era el momento en que el partido recobrase la paz interna, la tan ansiada paz interna. Pero no. No hubo manera. Decidieron seguir vetando (sí, esa es la palabra, vetar) a Alicante Opinión. Y así solicité a Vanessa Romero que intentasen reconsiderar la postura de no escribir en esta web; así le pedí al Secretario General, Pascual Pérez, que mediase y si no, ñp hiciese él a título particular; comenté al concejal Xavier López que la invitación a escribir a Podemos seguía en vigor, que aquí éramos libres y ninguno cobraba un euro. En un caso recibí largas, en otro pasotismo y en el tercer caso…ni se me contestó.

Y LLEGAMOS A LA ACTUALIDAD.

Como todo lo que es susceptible de empeorar acaba empeorando, una candidata en puestos de salida al Congreso de los Diputados por la Provincia de Alicante, Noelia Olivares, la lía en twitter al hacer una defensa a ultranza de la Policía Nacional por los disturbios en Catalunya. Sí, en la propia red le cayó la del pulpo. Y sectores importantes del partido comenzaron a pedir su dimisión. La alta jerarquía de Alicante achacaba todo a un error de juventud. El problema ya no era que se olvidase de los heridos civiles, que se le olvidase que la inmensa mayoría del pueblo catalán es pacífico. El problema es que, aún aceptando que fuese un error de juventud, Olivares no lo rectificó. Y en su lugar puso candado a su cuenta.

Miren, yo he visto a políticos bloquear a gente, he visto políticos de poca altura, he visto casi de todo. Pero que una política ponga candado a su cuenta de twitter no lo había visto en la vida. Porque si quieres ser una persona que se dedique a lo público (y la política lo es) lo primero que se debe aceptar es que tus opiniones están expuestas a ser rebatidas, a ser criticadas, a ser alabadas,…pues no eres una persona cualquiera. Si lo que deseas es ser alguien común debes dimitir y volver a tu puesto de trabajo. Y si no, deben cesarte.

METER MIERDA.

Por todas estas cosas, y alguna más que guardo, este juntaletras deja Podemos Alicante definitivamente. Porque cuando intenté acercar posturas con los ofendiditos solo una persona estuvo a la altura, el señor López.

Este pasado sábado venía a nuestra ciudad Uralde. Intenté tomar un café o cerveza con alguna persona de esas molestas, de las que no entienden que la opinión es libre, que estar en un partido (en mi caso, Podemos) no implica que, cuando te sientas delante de un ordenador para escribir un articulo eres, debes y tienes que ser lo más imparcial y justo que sepas y puedas. No debes nada a nadie. Y si lo debes, mejor no escribas. Pues su respuesta fue: “que no se tomaba ese café conmigo por toda la MIERDA que lanzo del Grupo Municipal“. Sí, a mí me lo dijeron. No se lo dijeron a nadie de OKDiario, ni de El Mundo, ABC, El País o cualquier medio importante. Se lo dijeron a este humilde Opinante Inquieto que, insisto, fue inscrito activo durante un tiempo, que intentó unir al llegar, que contó dónde estaba el mal del partido (cosa que se confirmó al dar el salto Íñigo Errejón a la política nacional) y que intentó volver a sumar antes de llevarse estos nuevos chascos.

Lo siento por la buena gente que allí queda. Y por gente con la que quizá no fui justo del todo. Lo siento por los Pascual Pérez, por los Francisco Jesús García. Lo siento por Nuria Molpeceres, por Pepe Alcalá. Lo siento por Gabriela Taboada, por Marisa García Parra. Y por mucha más gente que, no olviden, tienen el futuro del partido en sus manos. Y también lo siento por Xavier López: ¡vaya papelón te está tocando jugar!

SEGUIREMOS.

Y mientras, seguiremos escribiendo y opinando. Guste a quien guste. Moleste a quien moleste. Y seguiré diciendo a quien votaré, pues no soy de votar una corriente y luego negarlo. Y voté en las municipales a Compromís (por ello se me acusó de errejonista cuando ahí errejón no pintaba nada). Y votaré en las generales a quien siempre voté y tiene mi apoyo: a don Pablo Iglesias.

Y pese a ello, seguirán escribiendo partidos de diferente ideología a la mía. Y aunque publique cosas sobre esos partidos que pueda no gustarles, ellos seguirán con su ventana en Alicante Opinión. Porque creen en la libertad de expresión. Como cree en ella Pablo Iglesias y Podemos estatal. Como cree en ella mucha gente de Podemos Alicante. Solo que algunas y algunos solo te aprecian si hablas bien de ellos. Y esas personas se equivocaron de partido. Vox os necesita.

Ojalá se limpie lo que se debe limpiar y en lugar de un “adiós” pueda entonar un “hasta pronto, Podemos Alicante“. Mientras sigo con mi “hola, Podemos estatal“, gracias por existir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *