El PSOE de Villena apuesta por el regreso de las corridas de toros.

Incredulidad. Quizás es la mejor palabra que define algo que no estaba previsto. En la mañana del pasado miércoles 21 de agosto se reunía la Comisión de uso de la Plaza de Toros cubierta de Villena para ceder este espacio público a la empresa que solicitó al consistorio organizar una corrida de toros el próximo 7 de septiembre, contando con el apoyo de la oposición, es decir PP y Ciudadanos, con el voto en contra de los compañeros de gobierno de los socialistas, Verdes de Villena.

Esta decisión ha hecho que taurinos y anti taurinos llenaran de comentarios las redes sociales. Un servidor se ha llevado una gran decepción por parte del PSOE que todos pensaban que no volvería la crueldad animal al coso taurino villenense. 

Un buen amigo, que abandonó Sax para instalarse en la capital del Alto Vinalopó, me decía: “Es uno de esos días que esta ciudad pierde uno de sus encantos, haciendo público su actual Gobierno Municipal capitaneado por el PSOE que sí, que vuelven a autorizar la barbarie de las corridas de toros, ese espectáculo de muerte y sangre animal… Hoy me gusta un poco menos ésta ciudad”. 

Según ha podido saber ALICANTE OPINIÓN, el partido Verde, va a intentar que esta barbarie no se celebre. Todo dependerá de la Junta de Gobierno del lunes y de un informe del arquitecto, ya que si ese documento es positivo, el 7 de septiembre volverán los toros a Villena. 

Ahora, la empresa, la Joya del Vinalopó, deberá adecuarla, sin coste alguno para el Ayuntamiento. Pero, y según fuentes consultadas, esta mercantil, al parecer, cuenta con un informe de morosidad que está en poder de los Verdes de Villena. Además, pretenden denunciar a la Generalitat en el caso de que dé su ok para la celebración de dicho festejo, por las presuntas deudas que arrastra la empresa organizadora del evento, que cumple en fecha y forma la solicitud de cesión del recinto taurino. 

Si finalmente se celebra la corrida de toros el día 7 de septiembre, en plenas fiestas de Moros y Cristianos, y según ha podido conocer ALICANTE OPINIÓN, podría propiciar la renuncia a su escaño de la edil Verde de Políticas Animalistas, Esther Esquembre

Todo gobierno cuando estrena un nuevo mandato empieza lo que popularmente se define como sus cien primeros días. Un periodo de “gracia” en la que la opinión pública está pendiente de los primeros pasos del nuevo gobierno. Los anti taurinos han iniciado una recogida de firmas en la plataforma digital Change.org

Esta decisión abre una herida en el equipo de gobierno formado por el PSOE y los Verdes de Villena. La Junta de Gobierno del próximo lunes marcará un antes y un después en la política villenense. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *