EL PERFECTO PATRIOTA.

El perfecto patriota tiene un hábitat propio. Se le puede observar en los bares de los barrios, cerveza en mano, apoyando el codo en la barra y sentando cátedra en múltiples temas. El perfecto patriota no necesitó estudiar para conocer el mundo. Las calles y la vida han sido su escuela.

Entre sentencia y sentencia echa alguna moneda en la traga perras. Lo hace sobre todo cuando el chino está a punto de venir. Esa gente tiene las máquinas estudiadas, forman parte de una organización que vive de eso…

SABE DE TODO.

El perfecto patriota sabe de todas las leyendas urbanas que rulan por ahí, y sabe a ciencia cierta que son verdaderas, porque conoce de primera mano a uno que es primo de alguien  al que su cuñado… Sobre todo se hace eco y retuitea verbalmente sin necesidad de tener cuenta, aquellas que advierten a los españoles de pro sobre los males de la inmigración. Conoce esa de los mejicanos que roban en la autopista, y la de los chinos que en el restaurante…

El perfecto patriota sabe de urología, al menos a nivel de aficionado, porque menta constantemente los cojones de Franco y los huevos de tal o cual político, futbolista o famoso.

El perfecto patriota echa pestes sobre la Seguridad Social, el funcionariado y las empresas públicas infestadas de vagos a pesar de que él lleva años sin trabajar, pero porque no puede, no porque no quiere.

El perfecto patriota bebe cava extremeño porque de los catalinos no quiere saber nada. Muchos años después es firme con el boicot. Todos los independentistas son unos traidores que merecen pasar por cuchillo. Todos los que no piensan a su derecha son unos comunistas, independentistas que apoyan el terrorismo etarra. Todavía España arrastra esa lastra que años atrás financió la violencia extrema, pero él nunca compró en Eroski ni consumió Kas naranja. El Barcelona tendría que jugar en la liga catalana y así apreciar lo que pierden.

MUY DE AQUÍ.

Se considera español y alicantino. Es muy de la Santa Faz y de las hogueras de toda la vida. Los valencianos son unos mal nacidos que se llevaron todo de nuestra tierra… el puerto, el aeropuerto, la Albufera y un sin fin de cosas entre empresas y demás. Por eso él defiende el Alicantí y el Alicantón, aunque no tenga muy claro qué es una ni la otra, pero sin duda es mejor que el valenciano o el País Valenciano. El único país que existe es España.

En política internacional también apunta… El coreano es un dictador, el chino, el sirio y el venezolano también. De los cubanos para qué hablar. Todos llevan a la miseria a su pueblo y a la ruina económica de su país. Sobre El Salvador, Mali, Yemen o Sudán qué decir si nada se habla en la Sexta…

CON RIVERA Y LO ESPAÑOL.

El perfecto patriota coincide con Rivera. No ve trabajadores ni empresarios, sólo ve españoles, aunque por desgracia también ve moros, latinos y negros que nos quitan el trabajo. Pero no es racista. Cree que todo el mundo tiene derecho a vivir, pero en su país.

Orgulloso de ser español, de su liga de fútbol y de sus copas de Europa de clubs. De haber sido campeona del mundo y de Europa como selección y de contar con los mejores deportistas del mundo. De Zara y de Repsol, de las playas españolas y de lo bien que se come aquí. ¿Para qué ir de vacaciones fuera si todavía no conocemos España?

El perfecto patriota puso su bandera en el balcón cuando Iniesta marcó su gol y la renovó cuando los catalanes quisieron romper España. ¡Que se vayan si no quieren ser españoles!. Ahora todavía ondea, porque ser español no tiene que ver con la ideología. Ser español es querer nuestra patria aunque el 20% de la población esté parada, aunque los políticos y empresarios españoles se llenen los bolsillos con dinero público, aunque se especule con la sanidad y la educación, con la vivienda y los alimentos. Eso no tiene nada que ver, ser español tiene que ver con querer una bandera de dos colores aunque no sepa su historia y ser católico aunque no se crea en Dios y defender el castellano aunque maneje solo 300 palabras. Ser español es ser hombre y no maricón. Aunque no tengo nada contra ellos pero que no pasen por detrás mio. Ser español es defender y enorgullecerse del ejercito y la policía, que nos defienden por si acaso los moros nos invaden.

La ley de violencia de género es una mierda que se han inventado las feministas comunistas. Lo que pase en casa queda en casa, o ¿acaso tú no quieres a tu mujer? Los que están por la igualdad de verdad decimos que los hombres y las mujeres son iguales, pues igualdad para todos y lo mismo es que una mujer pegue a un hombre que al revés.

El perfecto patriota es muy, pero que muy español.

Dedicado a ese que seguramente conoces…

Enrique Parra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *