QUE VUELVA COCO.

¿Os ha pasado alguna vez que cuando os recalcan una palabra, una frase o vives un momento, os acordáis de una canción o el fragmento de una serie o película? A mí me suele pasar, y  justo en ese momento me encuentro mientras escribo éste artículo.

            He llegado a la conclusión que en nuestro Excmo. Ayuntamiento (Alcalde, Concejales y todo el séquito que les acompaña), a la hora del café les deberían proyectar los capítulos de “Barrio Sésamo”, cuando aparecía nuestro amigo “Coco”, con las lecciones de:

  • Cercano/Lejano.
    • Legal/Ilegal.
    • Regular/Irregular.

            Creo, y me imagino que los de mi generación estarán de acuerdo, que “Coco” les haría recapacitar y reconducir su trabajo por y para el ciudadano. Mientras escucho, releo documentos, no salgo de mi asombro, al ver como nuestro queridísimo Excmo. Ayuntamiento de Alicante recurre a la práctica del famoso “silencio administrativo”, y anula la dignidad de los Alicantinos. Pero, vamos a los hechos. O no sé si debería empezar como “Érase una vez…..” por los años que lleva este tema sin solución.

LOS HECHOS.

            Hace muchos años un grupo de vecinos compran una vivienda en un Complejo Residencial de la Albufera. Llevan mucho tiempo solicitando se restablezca la legalidad urbanística manipulada en dicha parcela, en base al Plan General Municipal de Ordenación Urbanística de Alicante, en varios escritos incluyendo el año 2018 y el presente 2019.

            Consta en el Certificado del Excmo. Ayuntamiento de Alicante que “dicha parcela se compone de tres edificios de apartamentos o viviendas y espacios libres, con arreglo a la normativa vigente, la edificabilidad que le correspondería se encuentra ya agotada por las edificaciones existentes, los citados espacios libres únicamente serían aptos para jardines, aparcamientos, espacios deportivos e instalaciones de la comunidad”.

            Por otra parte,  Informes Técnicos del propio Ayuntamiento dice: “tras estudiar los datos obrantes en el expediente, con el planteamiento vigente en la actualidad, no sería posible conceder una licencia de obras que supusiese un incremento de la edificabilidad de dicho Complejo de Viviendas”.

            Uno de los problemas es que nuestro querido Ayuntamiento tuvo el olvido de comunicar al  Registro de la Propiedad para su constancia en la inscripción de la finca, el Acto Administrativo que legitima la edificación de una parcela indivisible por agotamiento de la edificabilidad permitida en ella. Picaresca de los promotores, que conocedores de ese olvido o dejadez de funciones (como cada uno lo quiera llamar), se esperan a la prescripción adquisitiva para querer expoliar el terreno de elementos comunes, jardines y aparcamientos, espacios que incumpliendo lo firmado en escrituras no habían realizado obra alguna.

            Mi mente se evade y aparece “Coco” con la diferencia entre legal e ilegal con varias afirmaciones:

Primera.- Nuestro Ayuntamiento incumple el deber del Acto Administrativo que legitima la edificación de una parcela indivisible, por agotamiento de la edificabilidad permitida en ella y que están obligados a comunicar al Registro de la Propiedad para su constancia en la inscripción de la finca.

Segunda.-  Los promotores del Complejo, solicitaron al Ayuntamiento de Alicante que iniciase expediente de expropiación forzosa del terreno de espacios libres, y el Ayuntamiento se prestó a expropiar dicho terreno, siendo conocedores de que lo dueños son los propios propietarios, haciendo caso omiso a las inscripciones que consta en el Registro, y a sus propios Informes Técnicos, tal como se refleja en el certificado de tasación donde consta “que la calificación actual de la parcela es de espacio libre, área ajardinada y por tanto sin aprovechamiento urbanístico”.

Tercera.- La expropiación se omitió comunicar e informar a los verdaderos dueños del terreno, los propietarios de las viviendas del Complejo Residencial.

Cuarta.- Modificación de la legalidad urbanística a la que está sometida la parcela, documentos expedidos y facilitados por nuestro Ayuntamiento a favor de los promotores para su posterior registro, con el fin de que dichos promotores en un futuro puedan construir edificaciones aún sabiendo que se ha superado a edificabilidad permitida.

Quinto.- El Ayuntamiento de Alicante, a su vez, adjudica unos metros de terreno de la parcela a la Mercantil Nozar SA, del programa de Actuación integrado del polígono A del Plan Parcial ¼ Albufereta del PGMOU, empiezan a realizar obras sin licencia, paralizadas tras las denuncias interpuestas ante la Policía Local.

            La paradoja del tema se presenta cuando nuestro propio Ayuntamiento enfrenta a los promotores del terreno contra Nozar SA (empresa adjudicataria) por un terreno que no les pertenece, según se desprende de las escrituras, esos terrenos son propiedad de las personas que compraron su vivienda en el Complejo Vistabella, avalados por los certificados del Registro de la Propiedad y documentos firmados por Concejales de Urbanismo.

            Mi mente se vuelve a evadir, ésta vez me proyecta una frase transformada en mi lema: “Procura que tus palabras sean mejores que tus silencios”. Pues eso: “SILENCIO”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *