#EsElMomento de un plan de inclusión.

Pareciera que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante tiene prisa por recuperar antiguos fracasos y repetir la historia sin haber aprendido nada. Vuelve a proponer una ordenanza contra la mendicidad. Es más, parece que pretende recuperar la que ya tuvo que retirarse hace años por no responder en absoluto a la problemática que decía atender y porque, en poco tiempo, se granjeó el desprecio de entidades sociales y de particulares que no veían en el texto propuesto una solución sino un problema.

ORDENANZA CONTRA LAS PERSONAS.

Aquel texto no era una ordenanza contra la pobreza, sino contra las personas que sufren esa situación. Aquel texto es una forma de criminalizar e invisibilizar la pobreza, pero no de combatirla. Para algunos, el problema no es la pobreza, sino que haya personas sin recursos a la vista de las “gentes de bien”, esas que según el otro, van acompañadas de Smith & Wesson. Es una actitud similar al tratamiento que dedican al “top manta”: acoso y derribo en lugar de regularizar y normalizar.

Sin duda, la mejor ordenanza contra la pobreza es un plan de inclusión. Avergüenza, y mucho, que Alicante cuente en su historia con más ordenanzas contra la mendicidad que Planes de Inclusión. Avergüenza y mucho. Pero avergüenza mucho más que el alcalde de la ciudad parezca desconocer que los equipos técnicos del Ayuntamiento están elaborando un Plan de Inclusión. ¿No sería, alma de cántaro, más lógico esperar a tener el Plan antes de recurrir a las ordenanzas, las multas y a las prohibiciones?

En Alicante funciona desde hace veinte años la Plataforma contra la Pobreza, la Exclusión y la Desigualdad Social. Una entidad que ha hecho publicaciones, charlas, jornadas, encuentros… un espacio de participación en el que, buena parte del tejido social alicantino participa, colabora o conoce bien. Alicante cuenta, además, con técnicos municipales bien formados y con experiencia… Sociedad organizada frente a la pobreza, personal técnico capaz… A ver si va a faltar voluntad política. Algún paso se dio con el anterior tripartito, la Generalitat está fomentando y financiando la realización de planes de inclusión. Ojalá el alcalde tuviera tanta prisa en disponer de un plan de inclusión como la que demuestra en reprimir la mendicidad.

MIEDO A LO QUE SE DESCONOCE.

Una parte de la población de este país tiene miedo a lo que desconoce: la inmigración, las distintas costumbres de la diversidad de culturas humanas, las personas pobres… además ese desconocimiento se ve incrementado con los discursos del odio que algunos políticos y algunos medios de comunicación cacarean sin descanso con el fin de obtener un rendimiento en votos de una población desorientada. Y la cosa les debe funcionar, a la desigualdad y la injusticia se responde con xenofobia, racismo o aporofobia institucional. Luego nos escandaliza oír noticias como los puertos cerrados a barcos en misión humanitaria; asesinatos, palizas o burlas a personas sin hogar o supremacistas pasados de revoluciones que se lían a tiros contra la gente en centros comerciales.

Se trata a estas personas excluidas como víctimas o como criminales, pero no se cuenta con ellas para legislar, no se conocen los problemas que hay detrás, lo que se trata de “solucionar” es cómo afecta al resto de la sociedad la presencia de personas pobres, no cómo la pobreza afecta a quienes la padecen. Es otra exclusión que se suma a las que ya padecen: la de participar en las decisiones de lo público. ¿Quién va a redactar esa ordenanza? ¿Cuál es su objetivo? ¿Se contará con quienes padecen la pobreza, o con las entidades sociales que la conocen y la combaten?, y, sobre todo, ¿se esperará a tener un Plan de Inclusión en marcha para resolver el problema de la pobreza y la mendicidad?

Alicante necesita apoyar el bienestar de quienes vivimos aquí. Necesita medidas que garanticen los derechos básicos de toda la ciudadanía: vivienda, seguridad alimentaria, energética, empleo o protección social,… no se trata de seguir prohibiendo, sino de ir construyendo. Lo que no necesita Alicante es más política improvisada de muchos planes y ninguna realidad.

José María Ruíz Olmos
Secretario de Comunicación, Ocupación, Política Social y Organización de CCOO de l’Alacantí-Les Marines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *