Hace unos cuantos años, cuando empecé en estos de los medios, tomando una cerveza con un becario, me sorprendió con un: “llámame nazi, pero creo que debería existir un carné de padre antes de poder tener hijos”. Casi veinte años después, al margen de suscribir totalmente sus palabras, solo podría mejorarlas añadiéndole un: ” y un carnet para divorciarse”.

El momento actual que vivimos, la sociedad está polarizada entre los buenos, buenísimos y los pobrecito de mí. En el aspecto de la vida que escojamos, nos encontramos o con héroes, o con villanos. Los ciclistas son santos que todos los coches los putean, eso sí, para los conductores, las bicicletas se saltan los semáforos y cruzan por donde no deben; todas las mujeres intentan sacar hasta los ojos en un divorcio, mientras que los maridos pasan de los hijos. Seguro que estos casos son ciertos, igual que no todo es así. El problema radica en que, dependiendo de en que parte nos encontramos, vemos el problema ajeno y no el nuestro.

Volviendo al carné de padre, nos encontramos en una época dónde solo se habla de velar por los derechos del niño. Eso sí, obviamos el derecho fundamental a recibir una educación aceptable. Argumentamos mil medios para que se hagan cumplir esos derechos, pero obviamos el fundamental, la educación que pueden recibir en casa.

Conozco casos, muchos más de los que uno puede imaginar, de padres/madres, que salen de fiesta dejando a su hijo de menos de diez años solo en casa. De padres o madres, que llegan a casa y obvian que hay una personita que necesita algo más que un simple “¿qué tal en el colegio?”. Y no pongo más ejemplos, para no aludir a más gente. Lo curioso es que, si le preguntas a ellos, están totalmente convencidos que son buenos padres.

Carné de divorciado

Cuando hablamos del divorcio, el carné me temo, es mucho más necesario. Muchos padres replican “ella se ha quedado la casa”, cuando lo que ella se ha quedado es el derecho a residir en ella, siempre y cuando tenga la custodia. La propiedad de la vivienda, sigue siendo de ambos.

En este asunto quisiera comentar el caso de una pareja conocida mía. La custodia es de ella por lo tanto, tiene derecho a residir en la vivienda. Al existir una hipoteca, ambos aportan todos los meses su parte de la misma. Eso sí, él se niega a pagar los gastos de comunidad, IBI, derramas, etc. Amén de no realizar regularmente el pago de su parte de la hipoteca, con los gastos generados por las comisiones bancarias.

Esto último merece otro artículo. No existe normativa donde obliguen al banco a reclamar el importe a la persona que no ha cumplido. El banco, con tal de recuperar lo prestado, irá a por quien cumple precisamente por eso, porque sabe que cumple.

Ante esta situación, ella optó por comprar la otra parte de la vivienda, cosa a la que él se negó. Propuso venderle su parte, también obtuvo una negativa. Tercera opción, ponerla a la venta para una tercera persona, propuesta que también recibió un NO como respuesta.

Pago la manutención, ya he cumplido

El caso con los hijos en común es similar. Él se limita a abonar la manutención acordada, olvidándose de gastos extraordinarios. No solo eso, tampoco nunca ha realizado ninguna actividad con ellos, ni les ha dado dinero para comprarse un helado porque, textualmente, “ya le pago mucho a tu madre”. Preocuparse por el colegio, mejor ni lo comentamos.

Evidentemente que, cuando habas con él, se reafirma en su postura ya que está convencido que está actuando correctamente. No tiene mucho que ver, pero votó a Vox, según él, para que se defendieran sus derechos como padre.

Evidentemente que si dentro de unos años, sus hijos no quieren saber nada de él, será porque la madre les ha comido la cabeza y no por lo inútil que es como padre.

Quizás va siendo hora de quitar la atención a los derechos de los niños, y empezar a trabajar en las obligaciones de los padres, y una carné de padre, y un carné de padre divorciado, donde les expliquen los derechos y deberes, podría ser un buen comienzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *